Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

aceptar

Zapato cómodo piel cuña Descanflex modelo 12470

Nuevo producto

¡Compra ya tu zapato cómodo para caminar todos los días!

Más detalles

Limited special offer

42,63 €

Iva Incluido

60,90 €

-30%

4 artículos

- +

Te quedan 49,00 € para conseguir el envío gratuito
 
Más

Zapato muy cómodo, con un poco de cuña, fabricado en piel, para mujer por la firma Descanflex. Entre sus características mencionar el doble sistema de cierre por ajuste con tira elástica y correa con velcro sobre el empeine, que facilitan la puesta y sujeción del zapato al pie. También destacar la plantilla que lleva este modelo, forrada en piel, muy blanda y suave al tacto con sensación de almohadillado, fabricada con carbón como principal componente, un material poroso que facilita la transpiración del pie a la vez que proporciona gran flexibilidad y confort al caminar. El forro también es de piel y la suela del zapato está fabricada en caucho, que las hace muy ligeras y cómodas para caminar. Es importante subrayar la cuidada selección de materiales utilizados como las pieles y napas naturales, siendo el confort y la calidad las señas de identidad de este modelo. Fabricado en España Composición y características: - Material exterior: piel - Interior: piel - Plantilla: piel - Estampado: - - Altura de la cuña: 3-4cm - Cierre: tira elástica y correa con velcro - Puntera: redondeada - Suela: caucho totalmente antideslizante Nota: los tonos del original y las fotografías pueden variar ligeramente Cuidados del calzado Para asegurar una buena conservación de tus zapatos de piel tienes que limpiarlos después de su utilización para eliminar restos de polvo y suciedad. Para ello, utiliza un paño húmedo en agua y un poco de jabón neutro frotando muy suavemente; Déjalas secar de forma natural sin exponer al sol ni otras fuentes de calor. Evita aplicar detergentes y otros productos abrasivos sobre el zapato. Para prevenir que la piel se agriete guárdalos secos, sin restos de humedad, sin dobladuras o arrugados. En días lluviosos es muy importante proteger la piel con una capa de crema grasa evitando que el agua penetre al interior del calzado. Las cremas nutren a la vez que conservan el color de la piel. Déjalos secar lentamente a temperatura ambiente rellenándolos con papel de periódico, aunque lo mejor es usar una horma de madera, en un lugar seco y ventilado. Cámbialos con frecuencia sustituyendo -al menos durante 24 horas- con otros zapatos para impedir la acumulación de humedad y sudor en la piel; guárdalos siempre fuera de su caja. Para eliminar manchas lo más aconsejable es usar un producto específico para la piel para evitar riesgos innecesarios. No obstante, si no dispones del producto adecuado, puedes utilizar un paño suave humedecido en agua jabonosa frotando muy suavemente.

PRODUCTOS RELACIONADOS

Compare 0